Cómo empezar a ser líder

El gran secreto de un líder es que ha creado hábitos de éxito en su vida. Hay líderes natos, con facilidad innata para el liderazgo pero hasta los líderes natos necesitan desarrollar un conjunto de hábitos que les permita ser buenos líderes.

¿Qué hábitos de éxito desarrollan los líderes?

Cierra los ojos por un momento y piensa en un líder que admires y que conozcas de cerca. Puede ser un familiar, tu padre o tu madre, un jefe que tuviste incluso un profesor o un maestro. Todos son distintos, su liderazgo es muy distinto pero todos tienen algo en común para ser líderes. Entre los hábitos que todos esos líderes tienen verás:

1.- Afán de servicio. Deseo de crear belleza y abundancia a tu alrededor

Un excelente ejemplo  de liderazgo es el de un buen padre o una buena madre de familia volcados en crear belleza, salud y desarrollo a su alrededor. Su afán de servicio hace crecer a sus hijos.  Si lo hacen bien,  sus hijos llegarán más lejos que esa madre o ese padre líderes. Sólo sirve quien ama a los que sirve. Cada vez que te encuentres con esa persona difícil, que no te soporta, en el trabajo mírala a los ojos y –sin decir nada- piensa “Te amo”. “Amo lo bueno que veo en ti. Disculpo tu rechazo y tu odio. Compadezco tu dolor cuando te veo luchando contra fantasmas que te atan al pasado y te impiden perdonar. Me duele ver la pesada carga que arrastras por no saber liberarte del rencor.”

Piensa que no eres superior a esa persona porque tú también has estado prisionero o prisionera  del pasado, de ofensas no perdonadas, de tu autocompasión. El líder, ante todo, toma una primera decisión para empezar a ser líder. Es esta:

“Voy a ser protagonista de mi propia vida.”

Es una decisión que te invito a tomar ahora mismo.  Repite en voz alta:

“ Voy a hacerme responsable de mis actos. No buscaré a quien echar la culpa de mis fracasos. Al asumirlos aprenderé y recomenzaré de nuevo.”

“Soñaré con la vida que quiero tener”. “Convertiré esos sueños en objetivos. Y esos objetivos en  rutinas diarias, hábitos buenos que sustituyan a los hábitos limitadores que tengo.” Y seré un líder, alguien que mejora su entorno y a su gente.

 

El afán de servicio te llevará a estar Disponible: Como líder, eres responsable de mucho y probablemente vas a estar muy ocupado algunas veces. Sin embargo, necesitas encontrar tiempo para hablar con su equipo, con tu gente. Una buena forma de hacer esto es establecer frecuentes reuniones de grupo, de manera que las preguntas o dudas no se prolonguen mucho tiempo sin su atención.

Haz click aquí para recibir Gratis el video tutorial sobre cómo construir conversaciones eficaces

Plan de Acción:

Desarrolla el hábito de estar disponible. Para hacerlo:

1º.- Toma nota con la máxima atención de lo que te están pidiendo. Si nadie te pide nada escucha al menos una conversación de trabajo entre colegas donde tú puedas aportar algo y luego ofreceté, sin insistir, pero sin dudarlo.

2º.- Coloca en tu agenda electrónica o de papel la hora a la que vas a cumplir la promesa que has hecho y cúmplela SIEMPRE. La seguridad que admiras en un líder procede de que siempre cumple sus promesas. Este hábito, además de convertirte en alguien digno de confianza te proporciona una enorme seguridad en ti mismo.

Pruebalo. Y cuéntalo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s