Propósitos 2012: “No empieces un día hasta que lo hayas terminado”

No empieces un día hasta que lo hayas terminado

Esta frase es de Jim Rohn, uno de los FUNDADORES de la industria de la motivación personal en el mundo. Se la he copiado, por mi parte, a Alex Berezovsky que es un empresario de internet. Esta frase me ha dejado fuera de combate. ¿Sabes a qué se refiere Jim Rohn con esta idea?
“No empieces un día hasta que lo hayas terminado”.

Es muy interesante repasar esta idea porque tiene que ver con un hábito o rutina extremadamente útil para gestionar bien tu tiempo como Líder.
Se refiere a que, antes de acostarte, todas las noches definas de una forma EXACTA todo lo que vas a hacer el día siguiente. De una forma MUY DETALLADA.
Todos los proyectos que vas a terminar. Las llamadas importantes que vas a hacer. Con quién te vas a reunir.
Es decir… TODO lo que vas a hacer, planearlo un día antes.
Según expertos en neurociencia, repasar la noche anterior el plan detallado de las tareas prioritarios predispone a tu cerebro para apoyar a tu mente y lograr terminar al menos las tareas prioritarias. Mi experiencia y la de mucha gente muy eficaz es que es difícil cumplir al milímetro el plan previsto porque surgen siempre imprevistos. Este sistema permite mantener claras las prioridades y terminar precisamente las tareas que realmente te acercan a tus grandes objetivos.
Y cuando empiezas el día… ya sabes que es EXACTAMENTE lo que tienes que hacer!
Mi petición es que quiero que hagas LO MISMO con el año que está por iniciar.
“No empieces el año 2012 hasta que lo HAYAS TERMINADO”
Define cómo va a ser tu vida en Diciembre 31 del 2012!
– ¿Qué proyectos vas a haber completado?
– ¿Con quién vas a estar?
– ¿En dónde vas a vivir?
– ¿Cómo sabrás, exactamente, que has conseguido tu objetivo?

Siguiendo a estos expertos que te he citado te pido que realmente TERMINES el año POR ESCRITO antes de haberlo iniciado.
Si no lo haces, lo más seguro es que dentro de un año, tu vida va a seguir siendo IGUAL QUE AHORA.
… y lo más importante:
HAZLO por ESCRITO!
Si no lo escribes… seguramente lo habrás olvidado en Febrero o Marzo…
Espero que logres entender la importancia que tiene este concepto para tu vida personal y profesional.

Te deseo un año lleno de claridad de ideas y hábitos como este que te conviertan en un buen líder
Un fuerte abrazo.
P.D. : tengo un regalo de Navidad para ti. Visita antes del 31 de enero http:lidereficaz.com. clic aquí

Anuncios
Publicado en administrar el tiempo, cómo ser un Líder | Etiquetado | Deja un comentario

Feliz Navidad. Ser agradecido como competencia de Líder

Como lo oyes. Si eres agradecido por todo es porque eres capaz de asombrarte, todavía te gusta lo que haces, estás vivo y además eres humilde. Me inclino ante tu grandeza si eres agradecido porque ya eres líder. Y si no eres agradecido no sé sí reirme de tí o llorar. Una mejor opción es indagar sobre el agradecimiento para aprender en años terribles para muchos como este 2011. Busquemos un modelo. Vamos allá.
Este año se murió Steve Jobs. He pensado que este genio nos va a servir de modelo. No “nos dejó”, ni “ya no está con nosotros”. El se mofaba de estos eufemismos porque para él la muerte era un motivo para actuar sin miedo. Se murió de cáncer y demasiado joven. Tenía muchos defectos, algunos bastante insoportables, pero ¿sabes qué? era agradecido. Era muy consciente de la muerte, de su muerte, y eso le llevaba a estar vivo, a trabajar para aplicar su talento a las cosas maravillosas que creó. Así que la primera enseñanza es que: 1.- Mientras te lamentas por tus desgracias estás dejando pasar un montón de oportunidades de mejorar tu vida y la de los demás. Sé agradecido a lo que tienes. Valóralo y ponte a trabajar. Vive el presente. ¿Qué paso pequeñito puedes dar ahora mismo para alcanzar tus sueños? Te sugiero que si no se te ocurre nada hagas una llamada telefónica a alguien que te haya apoyado para darle las gracias. Deja de leer esto y llama ahora mismo a esa persona y dale las gracias. (¿ya has llamado? Yo acabo de hacer mi llamada. seguimos) 2.- Steve Jobs copió un mensaje que vió de joven en una extraña publicación y que decía: “Stay hungry, stay foolish”. Se puede traducir por “Permanece hambriento, permanece loco”. Esta actitud te lleva a contemplar la realidad con otros ojos. Una persona que no es agradecida considera que lo bueno que tiene es porque se lo merece. Se ha ganado todas esas cosas y no considera que tenga que dar gracias a nadie. Al igual que los patos nadan ellos se merecen todo eso que tienen. Esta idea camufla un tremendo error de concepto: creerse dioses. El problema de creerse un dios, cuando no lo eres, es que los demás no suelen obedecer tus deseos y si lo hacen no es por mucho tiempo ni por propia voluntad. Te crees un dios cuando piensas que los demás hacen las cosas que les pides porque es su obligación. Eres un soberbio, una persona que se hace incapaz de ver la bondad en los demás. No conozco a ningún gran hombre ni a ninguna gran mujer que sean soberbios. Un soberbio es incapaz de entender lo de “stay hungry, stay foolish” “Permanece hambriento, permanece loco” porque eso implica sentirse vulnerable, sentir que necesitas de los demás, que tienes HAMBRE de nuevas ideas, de nuevas actitudes. Mi felicitación de Navidad para estos días es que seas agradecido. Si eres trascendente mira al Cielo y da gracias de corazón por todas esas personas que te quieren y por lo que hayas logrado. Yo te doy gracias porque me lees y me das la oportunidad de animarte a liderar tu vida. Gracias Santiago

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Busca Modelos de Líderes que te inspiren

 

Me he encontrado con alguna persona que desea crear algo nuevo, lanzar un proyecto, y que no se atreve a hacer algo simplemente porque cree que no hay ningún líder de éxito que haya pasado por esa experiencia y se haya atrevido. Le faltan modelos de líder para imitar. Te he hablado varias veces en este blog de algunos ejemplos interesantes de liderazgo. Hoy rescato a dos de esos ejemplos para hablar de la “concentración”.

La concentración o enfoque es la clave del éxito de un nuevo producto, servicio o de una nueva empresa. Como quieres aprender a ser un líder hablaremos de modelos a imitar en esta habilidad.

Ejemplos de líderes “concentrados” son Bill Gates, fundador de Microsoft y por supuesto Steve Jobs fundador de Apple y de Pixar (y de algún fracaso empresarial como NeXT). Son líderes contrapuestos en casi todo pero, mira tú por dónde, coincidían en una habilidad muy interesante para ser un líder de éxito: la Concentración.

La concentración es esa competencia que lleva a centrarse en las tareas críticas y realmente importantes para lograr el éxito del proyecto, de la empresa o del equipo que lideras. Enfocarse a lo realmente importante hace que consigas las dos o tres cosas, nunca son más –créeme-, que hay que hacer a diario para avanzar en tu proyecto. Steve Jobs era un maestro absoluto en saber lo que No Hay Que Hacer. En el coaching me he encontrado líderes incipientes con esta habilidad natural. Son personas que tienen mucha dificultad en expresar la intención más profunda que hay detrás de sus proyectos pero que no tienen ningún problema en señalar lo que no quieren. Como guía práctica, esta noche, cuando vayas a planear tus actividades para mañana pregúntate:

-“¿Esta tarea es realmente importante para conseguir mis metas?”. Haciéndome esta pregunta a diario he descubierto un montón de peticiones y actividades solicitadas por otros que me desvían de mis objetivos empresariales. Muchas de esas actividades no aportan valor. Simplemente hay que buscar una manera de no hacerlas. Si tienes compromiso con alguna de ellas busca la forma de que las hagan otras personas aunque sean de tu equipo. Tú concéntrate en tus tareas Importantes. No es egoísmo, es orden. Steve Jobs “vió” cómo era el ordenador que quería construir, con su interfaz gráfica, su ratón y otros grandes avances y no paró hasta conseguirlo. Así nació el Macintosh que tardó 10 años en ser alcanzado por Windows de Microsoft.

Descarga gratis la guía de 7 Pasos para empezar a ser un líder. Clic aquí

Y hablando de Windows, Bill Gates es un modelo de enfoque en la idea de negocio. Decidió que su oportunidad estaba en construir los sistemas operativos que usaran todos los PC de IBM y luego de todos los fabricantes de clónicos y similares. Un software que fuera en estándar de la industria. Cuando era muy joven ya ofreció el sistema operativo DOS a IBM y desde entonces sigue enfocado en esa estrategia. Su perserverancia le ha llevado a ser el hombre más rico del mundo. Es una buena lección para ti, que cada semana te presentas con una idea distinta. Enfócate en crear una buena estrategia, pruébala y –si funciona- insiste, insiste hasta tener resultados.

¿Qué tal si te pones ahora mismo a fijar qué tareas son las importantes para hoy y las distingues de lo que quieren otros y de lo urgente?

Santiago C. Entreno a líderes que cambian el mundo

Publicado en cómo ser un Líder, coaching | Etiquetado | Deja un comentario

Entrenar la Voluntad del líder

La toxina de No-tengo-voluntad paraliza tu sistema nervioso.

Quieres hacer algunas tareas que te hacen más valioso pero resulta que, al final del dia, están sin hacer. Te propones metas ambiciosas que te llevarían a otro nivel de desempeño y liderazgo pero pareces chocar con un muro invisible. Basta con que te propongas hacer algo para que eso justamente sea lo que no salga. Te ves como paralizado por un extraño veneno. La toxina de No-tengo-voluntad paraliza tu sistema nervioso. ¿Qué está sucediendo? ¿tiene solución?

Una vez oidos varios especialistas y analizados muchos casos podemos concluir que los ingredientes de la toxina “no-tengo-voluntad” pueden ser 3 –principalmente-:

a.- que confundas un deseo vago con un objetivo realista,

b.- que no sepas cómo hacerlo y acabes pensando que no eres capaz y

c.- que tengas un conflicto interior entre tus metas y tus valores: lo que tú realmente eres. Hay personas que viven los deseos y metas de otros y se encuentran de repente con que no pueden seguir aceptando actuar como quienes no son.

Ya puestos a complicar las cosas, también puede ser que sientas como que bebes un brebaje paralizante hecho con una mezcla de los 3 factores.

Te cuento lo que hacen otros que están empezando a ser líderes para sintetizar en el laboratorio de la vida una pócima que sirva de antídoto al triple veneno. Para empezar los líderes no tienen deseos vagos. Se han parado a pensar y han decidido qué quieren hacer con su vida. La forma en que yo entendí realmente esta idea tan poderosa fue cuando me pregunté:

¿Estoy dispuesto a pagar el precio que supone lograr este sueño?

Tranquilo: El precio de adquirir un nuevo hábito incluye desterrar un hábito dañino. Cuando ya se haya instalado el nuevo hábito en tu vida, no te costará. Es costoso solo al principio. Lo curioso de esta decisión es que no conozco a nadie que sea capaz de cumplir exactamente lo que ha dicho que iba a hacer en toda su vida. La vida es muy entretenida y hay muchos factores que están fuera de nuestro alcance. Pero siempre hay algo por lo que tú puedes empezar. Si quieres comprender esto, actúa.

Lo que sí veo a diario en el Coaching es la diferencia entre quien toma la decisión de ser líder, de ir a por sus objetivos en la vida y de quien encuentra todo tipo de excusas: algunas tontas, otras muy sofisticadas, para dilatar el hacer lo que tiene que hacer.

Piensa en tu persona más querida. ¿Qué puedes hacer para que su vida sea más fácil, se distraiga un rato, o que espera que hagas desde hace tiempo y no encuentras tiempo?. Imagina que fumas y esa persona, tu pareja, ve con preocupación para tu salud ese mal hábito. Hasta aquí has llegado muchas veces. “Tengo que… dejar de fumar, adelgazar, moderar mi mal genio, sacar tiempo para mi hijo, dedicar tiempo a mi esposa o esposo ….”

Vamos a dar un paso poderoso hacia la curación de la toxina “no-tengo-voluntad”. Te propongo esto:

1.-  Visualiza cómo será tu relación con tu pareja, tu esposa o tu esposo, cuando dejes ese mal hábito. No te sabotees. Ponte en situación: Imagina por un momento que tu meta es dejar de fumar radicalmente. Respiras mejor, no hueles mal, no tienes ansia de fumar porque vence en ti el ansia por la buena salud, vivirás más años para ver crecer a tus hijos y nietos, te sabrá mejor la comida, redescubrirás el olor de los jazmines y de la hierba húmeda, etc. Etc

2.- Busca un hábito que sustituya a fumar y que te dé paz y tranquilidad. No pongas aquí “voy a hacer ejercicio”, ni “comeré chocolate”. Simplemente busca algo bueno y placentero que puedas hacer cuando te entren ganas de fumar: Darte una vuelta, dedicar 5 minutos a leer algo divertido, hablar con gente simpática en el trabajo… lo que sea. Sustituye un hábito por el otro. Si eliges comer chocolate y engordar para dejar de fumar no vas a ningún sitio. Algo que realmente te ilusione. Si es preciso calcula el dinero que gastas en tabaco y piensa en llevar a cenar a tu pareja una vez por semana con ese dinero.

3.- Celebra cada día que hayas logrado realizar tu nuevo hábito sustituyendo al anterior. Aplaudete. Te lo mereces. En serio. Haz que todo tu ser se dé cuenta de que estás empeñado a fondo en conseguir el nuevo hábito.

4.- Se humilde. Acepta ya mismo que puedes volver a las andadas pero que te levantarás cada vez que caigas. Si caes en los hábitos anteriores, que te impedían progresar, piensa en qué beneficio buscabas, porque siempre actuas buscando un beneficio y analízalo para ver si realmente hay algún bien en eso. Siempre hacemos las cosas por un motivo. Volviendo al ejemplo del tabaco: Si vuelves a fumar, ¿qué  crees que ibas a conseguir? Cambia esa creencia.

5.- LLeva una contabilidad DIARIA de tus éxitos y fracasos. “Hoy he conseguido no mostrar mi mal humor”. “Hoy he conseguido no fumar”. “Hoy he sonreido a esa persona que no me soporta”, etc. Las personas humildes saben llevar esta contabilidad. Los orgullosos no tienen el valor necesario de confrontar sus avances con la realidad y buscan echar la culpa a algo o alguien que no son ellos.

6.- Obsérvate durante una semana y Párate a Pensar cada Domingo en cómo te ha ido. Si has cambiado los hábitos celébralo. Disfruta lo bien que se está. Y si has vuelto a fallar pasa lista a todo lo que te estás perdiendo por no haber dado paso al hábito bueno. Decide disfrutar siendo Líder de ti mismo.

Prueba y dime qué tal te ha ido con la primera antitoxina

Santiago C. Te quiero entrenar para que seas Lider

Descarga hoy el curso “LiderEficaz en equipos y Ventas”. clic aquí

Publicado en cómo ser un Líder, coaching, lider coach, Lider eficaz | Etiquetado | Deja un comentario

Los roles en un equipo

Te traigo hoy una versión simplificada pero muy divertida y suficientemente desarrollada de los roles que de forma natural adopta la gente de tu equipo. Sí, del tuyo. Si deseas liderar un equipo de personas te encantará y servirá este artículo para saber llevar a cada tipo de persona.

Seguir leyendo

Publicado en cómo ser un Líder, coaching, coaching para ventas, lider coach, liderar un equipo, trabajo en equipo | Etiquetado , | Deja un comentario

la foto de cualquier lider incluye 3 elementos comunes

Es muy triste dejar pasar los años y las oportunidades de demostrar tu valía. Es más triste todavía dejar pasar los años y no hacer nada por cambiar las cosas que no te gustan de tu mundo, de tu sociedad. Recuerdo a José, no es su verdadero nombre, compañero mío en una empresa hace años. Era capaz y muy inteligente. Se hizo un verdadero experto en programación informática de unos sistemas complicados que apenas conocía. Pero tenía una pega: la envidia. El no lo sabía así que su envidia aparecía disfrazada de queja permanente contra la forma de hacer las cosas de las personas a las que envidiaba. Nunca, en varios años que estuve con él, dio el paso de asumir su vida y liderarla. Se empieza por ser lider de uno mismo, actuando en vez de quejándose y se continua por servir a los demás. Te cuento todo esto porque mi compañero tenía casi los 3 elementos necesarios para ser un líder.

Los 3 elementos comunes a cualquier lider son:

1.- habilidad

¿Tienes prestigio profesional?. En serio, ¿te valoran bien por cómo haces tu trabajo?,¿Has preguntado a tu superior qué opina de tu trabajo? ¿a qué esperas?

2.- Conocimiento

¿Sabes cómo ser un líder?. Hay bastantes competencias directivas y habilidades que un líder domina casi a la perfección. ¿Estás al día en tu industria?

3.- servir de ejemplo

mi compañero no podía servir de ejemplo porque no quería dar el paso adelante que dan los líderes cuando deciden hacer y no criticar por detrás lo que hacen otros. No lo sé pero a lo mejor tenía miedo de que le fueran a criticar a él si se ponía a tirar del carro y no a esperar ordenes que cumplir solamente. A esto los expertos le llaman ser proactivo. Mi compañero lo tenía todo menos esta competencia.

Hace 6 años que no le veo. ¿Vas a estar otros 6 años sin decidirte a ser un líder?

Espero tus comentarios

Santiago Coupeau – Quiero apoyarte para que seas Líder

Curso sobre cómo ser un Líder en 7 Pasos. clic aquí

Publicado en cómo ser un Líder, lider coach, Lider eficaz | Etiquetado , , | Deja un comentario

cómo ser mas asertivo

Desarrollando la asertividad:

El desarrollo de la Asertividad va a requerir de dos procedimientos fundamentalmente: el cambio de esquemas y pensamientos no asertivos y la exposición y práctica de comportamientos asertivos. Si piensas de manera asertiva y te atreves a exponerte a las situaciones atreviéndote a ser más asertivo tenemos grandes posibilidades de que tu vida cambie de manera importante, mejorando las relaciones, aumentando tu autoestima y teniendo más estímulo para alcanzar tus metas personales. A continuación podrás ver los pasos a seguir para desarrollar tu asertividad:

4.1. Autoobservándome:

El primer paso para cambiar los comportamientos no asertivos es identificarlos con claridad. Saber exactamente cuándo, cómo, cuánto, con quién y en qué circunstancias se dan nuestros comportamientos no asertivos. Hay que tomarse un tiempo entre 3 y 4 semanas para observar tanto nuestros comportamientos externos como las interpretaciones que hacemos de ellos.

Los acontecimientos no asertivos pueden ser externos como conflictos con los demás, circunstancias que se dan en el trabajo, los estudios, la pareja, la familia o los amigos, o también eventos internos del tipo recuerdos negativos del pasado o imágenes preocupantes de acontecimientos venideros. Anota a continuación el tipo de pensamientos que ese acontecimiento te ha suscitado, no te preocupes de ser exacto en ellos, es suficiente con que describan más o menos la tendencia de tus pensamientos. Y finalmente escribe la emoción que experimentas, puede ser ansiedad, miedo, estrés, angustia, tristeza, rabia, etc., y apunta la intensidad de esa emoción dándole un valor de 0 (nada) a 100 (la emoción más intensa de mi vida). A continuación observa un ejemplo de como se anota en la libreta:

Día/Hora
Acontecimiento
Pensamiento
Emoción
(0-100)
07-Mayo a las 21 h.
Me hace el profesor una pregunta en clase, no respondo bien y mis compañeros se ríen.
“Soy tonto”
“Es terrible hacer el ridículo”
Vergüenza (90)
Miedo (90)

Este registro de pensamientos automáticos deberás practicarlo durante varios días hasta que puedas tomar clara consciencia de cómo interviene la interpretación de los acontecimientos no asertivos en la generación de tus diferentes estados emocionales. Es fundamental que seas honesto y claro contigo mismo, que no te autoengañes, y aunque te provoque cierto malestar el centrarte en los acontecimientos negativos de tu vida, no te olvides de que para cambiar algo antes hay que conocerlo que es lo que estás empezando a hacer. Una vez que hayas tomado consciencia de la relación entre el grado de credibilidad de los pensamientos negativos y la intensidad de emociones negativas pasa a la siguiente fase.

4.2. Cambiando mi manera de pensar:

Una vez identificados con claridad los comportamientos no asertivos con sus correspondientes interpretaciones asociadas ya podemos debatir si éstas son correctas o distorsionadas. Si éstas no se atienen a la lógica, al sentido común ni a la auténtica realidad de las cosas, si no que son exageraciones, dramatizaciones y fantasías muy perjudiciales, entonces no tenemos duda que estamos ante interpretaciones irracionales.

Las distorsiones o irracionalidades no asertivas pueden ser combatidas por 3 métodos:

Identificando el tipo de distorsión lógica y construyendo su alternativa racional lógica tal y como puedes leer en Método para cambiar los pensamientos negativos.

Identificar las ideas irracionales básicas y cambiarlas por sus alternativas racionales tal y como puedes leer en Los pensamientos irracionales de Albert Ellis.

Identificar las ideas y comportamientos no asertivos para a continuación aplicar el derecho asertivo omitido.

Para mayor facilidad de manejo de la técnica de cambio de pensamientos no asertivos vamos a utilizar en esta ocasión sólo el método 2 y el 3 (tu puedes, si así lo deseas, incluir el 1).

El registro de autoobservación lo ampliamos para identificar las irracionalidades o derechos asertivos omitidos:

Día/Hora
Acontecimiento
Pensamiento
Emoción
(0-100)
Idea Irracional y Derechos omitidos
07-Mayo a las 21 h.
Me hace el profesor una pregunta en clase, no respondo bien y mis compañeros se ríen.
“Soy tonto” (90)
“Es terrible hacer el ridículo” (100)
Vergüenza (90)
Miedo (90)
Idea 2 de Ellis.
Derechos nº8, nº13 y nº 17.

Hasta ahora estás haciendo un trabajo racional que te descubre tus errores de planteamiento y de interpretación pero aún no te los acabas de creer. No te preocupes, es lo normal, todavía nos queda el trabajar con las alternativas racionales a los pensamientos distorsionados.

Estas alternativas deberás trabajarlas revisando despacio tus errores, para ello te es útil leer las alternativas racionales en Los Pensamientos Irracionales de Albert Ellis, así como los Derechos Asertivos. Finalmente puedes construir en tu registro otra columna donde escribas las alternativas racionales y apliques los derechos asertivos omitidos:

Día/Hora
Acontecimiento
Pensamiento
Emoción
(0-100)
Idea Irracional y Derechos omitidos
Alternativas racionales y derechos asertivos
07-Mayo a las 21 h.
Me hace el profesor una pregunta en clase, no respondo bien y mis compañeros se ríen.
“Soy tonto” (90)”Es terrible hacer el ridículo” (100)
Vergüenza (90)
Miedo (90)
Idea 1 y 2 de Ellis. Derechos nº8, nº13 y nº 17.
Nadie puede ser competente en todo.
No se puede gustar a todo el mundo.
Es imposible que siempre me salga todo bien.
Es normal que me sienta algo molesto cuando alguien se ríe de mi,
Tengo derecho a cometer errores.
Nadie puede juzgarme por mis errores más que yo.
Tengo derecho a no ser perfecto y cometer errores.

El trabajo de encontrar las alternativas racionales es la fase más importante de todo el proceso y deberás aplicarte a fondo y sobretodo con continuidad ya que es esa la única forma de cambiar los esquemas irracionales a lo que has hecho caso durante toda tu vida. Es por lo tanto una transformación de tu manera de pensar lo que estás realizando.

Te puede ser útil que resaltes y subrayes los pensamientos alternativos y derechos asertivos más eficaces.

4.3. Reduciendo la ansiedad.

Es frecuente activar la ansiedad cuando tenemos que dar una respuestas asertiva a la que no estamos acostumbrados. A veces es tal la intensidad de la ansiedad que es fácil que se produzca un bloqueo o una interferencia importante en la comunicación. Si tal es tu caso deberás trabajar las técnicas de relajación. Para ello lee y práctica los Métodos y Técnicas de Relajación.

4.4. Aprendiendo respuestas y estrategias asertivas:

Respuestas asertivas:

Asertividad Positiva: Consiste en expresarle algo positivo a otra persona, por ejemplo, “me gusta como lo has hecho”, “te considero muy valioso para mí” o “te agradezco que te hayas acordado de mi”.

Respuesta asertiva espontánea: la das cuando te ves “pisado” por otros, cuando te interrumpen, te descalifican o te desvalorizan. Por ejemplo, “déjame que acabe y después hablas tú”, “no necesito que me digas lo que he de hacer”, “no me gusta que me critiques”. Estas respuestas son dadas con voz firme y clara pero no agresiva.

Respuesta asertiva escalonada: cuando la persona no se da por aludida a pesar de nuestros mensajes asertivos, se hace necesario aumentar escalonadamente, con paciencia y firmeza, nuestra respuesta inicial.

Respuesta asertiva empática: se trata de ponerse en el lugar del otro para darle a entender que comprendemos su punto de vista y desde ahí hacerle comprender el nuestro. Por ejemplo: “Comprendo que tienes mucho trabajo pero necesito que cumplas tu compromiso conmigo”.

Estrategia asertiva de los 4 pasos: Es una de las más eficaces estrategias para conseguir resolver los conflictos en las relaciones. El primer paso es identificar el comportamiento que no nos gusta, el segundo paso es comunicar lo que ese comportamiento nos hace sentir, el tercero es mostrar nuestra preferencia por otro tipo de comportamiento y el cuarto es reforzarle a esa persona si cambia y hace lo que le pedimos. Por ejemplo:

“Cuando tu me gritas…”

“me haces sentir mal…”

“por ello, te ruego moderes tu tono de voz”

“y yo te haré más caso a lo que me digas.”

Respuesta asertiva frente a la agresividad o la sumisión: Se trata de hacerle ver al otro las consecuencias que tiene en mí su comportamiento y sugerirle otro más adecuado. Por ejemplo, una persona agresiva que trata de imponer su punto de vista “Veo que estás enfadado y no me escuchas, ¿por qué no te paras un momento y escuchas lo que te quiero decir?. Otro ejemplo con una persona de naturaleza inhibida: “Como no te expresas, me confundes un poco, ?no podrías comentarme tu punto de vista?”.

Estrategias asertivas para afrontar las discusiones:

Técnica del disco rayado: se trata de repetir el mismo argumento una y otra vez, de forma paciente y tranquila sin entrar en discusiones.

Banco de niebla: se le da la razón a la otra persona, pero evitando entrar en mayores discusiones. Se le dice en un tono de voz calmado y convincente transmitiéndole a la otra persona que lleva parte de razón en lo que dice.

Aplazamiento asertivo: se pospone la discusión para otro momento donde se controle más la situación.

Relativizar la importancia de lo que se discute: se trata de hacer ver que a veces es más importante no entrar en discusión y comprender que ésta no lleva a ningún lado. Por ejemplo, interrumpir una discusión con algún comentario del tipo “Quizás esta discusión no tiene tanta importancia como le estamos dando”.

Técnica de ignorar: no se le sigue la discusión al otro pero a través del lenguaje verbal y no verbal se le trasmite que no es una desconsideración el ignorar el tema de discusión.

Técnica de diferenciar un comportamiento de un modo de ser: se le hace ver al otro que aunque incluso uno pueda haber cometido un error, eso no implica que es una mala persona. Por ejemplo, “Aunque hoy haya llegado tarde, eso no quiere decir que sea impuntual”.

Técnica de la pregunta asertiva: se parte de la idea que la crítica del otro es bienintencionada (aunque no lo sea). Se le hace una pregunta para que nos clarifique lo que hemos hecho mal y cómo podemos hacerlo bien. Por ejemplo, “Cómo quieres que cambie para que esto no vuelva a ocurrir”.

5. Práctica de las estrategias asertivas.

Para adquirir los hábitos y estrategias de respuesta asertiva deberás seguir los siguientes pasos:

Describe clara y concretamente los comportamientos que necesitas mejorar, por ejemplo: “Decirle a X. que no quiero acompañarlo”. Haz una lista con todas las situaciones en las que necesitas ser más asertivo (te puede ser útil la lista de ejercicios para el desarrollo de la asertividad).

Valora en una escala imaginaria que va del 0 al 10 el grado de dificultad que te supone afrontar asertivamente esas situaciones que has descrito en tu lista. Ordena tu lista desde la situación de menor dificultad a la de mayor.

Escoge y empieza por la de de menor dificultad y escribe las respuestas asertivas que te gustaría practicar en esta situación. Si no se te ocurre ninguna imagínate a una persona asertiva ante la misma situación, ¿Qué diría?, ¿ Cómo se comportaría? Si aún no se te ocurre nada consulta directamente con alguna persona que tenga buenas dotes asertivas.

Ensaya estas respuestas asertivas de viva voz tu solo, ante una grabadora , videograbadora o ante una persona de confianza que te pueda apoyar. También puede realizar el ensayo de manera imaginaria (ver ejercicio de cambio emocional de nuestras vivencias).

Practica en la realidad la situación elegida. Cuantas más veces la puedas repetir, más adiestramiento asertivo estarás alcanzando. Cuando te sientas seguro en esta situación pasa a practicar la siguiente en tu lista de situaciones.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario